¿El futuro hundido hoy?

Hace un par de días, causó revuelo el perfil de anuario de jóvenes del Liceo Guatemala, en donde abundaba el sarcasmo, algunas letras conscientes, pero, sobre todo, muchas ganas de irse fuera de Guatemala y no volver.


La realidad nacional nos invita cada día a creer que “todo está perdido”. La derrota empieza cuando dejamos de creer.


El 31/08/2018, la Facultad de Ingeniería URL me invitó a brindar una conferencia para estudiantes de fin de carrera, en ocasión de sus 50 años; la titulé “Infraestructura para transformar Guatemala en potencia del agua de Mesoamérica”.


En el período 2017-19 descubrí lo importante que es una comunicación fuerte para fomentar cambios profundos en los temas del agua; en mi discurso hablaba de conceptos como “Motivación Agua” e “Inteligencia emocional del Agua”. Fue el tiempo en que consolidé el personaje “El Doctor del Agua” (hoy, mi marca personal) como una herramienta de comunicación para hablar de luz en la oscuridad, conectando con las emociones.


Con toda esa fuerza de aquellos años acudí a esa especial conferencia sobre el agua. Pensando en los estudiantes más entusiasmados con lo hídrico, recuerdo haberles señalado múltiples caminos para especializarse en este tema tan importante. “¡Sirvan con su conocimiento! ¡Destaquen como profesionales! Y si les gusta la conferencia por favor al final tómense una foto conmigo”, les dije. Allí guardo esa foto; se les ve con una gran sonrisa y levantando los brazos… llenos de esperanza.



Fotografía: Conferencia sobre el agua en Universidad Rafael Landívar. 2017.


Vi preocupados e incómodos a muchos, cuando les confronté con imágenes del statu quo del agua, su contaminación, su escasez. En el momento álgido, ese que tanto llenaba de emoción para conectar con la audiencia, les pregunté: “¿Cuántos de ustedes quieren estudiar en el extranjero y especializarse en los temas que más les gustan, tal vez, dentro de ellos el agua?”.


Efectivamente, TODOS levantaron sus manos, con ojos de ilusión.


Enseguida les pregunté: “¿Y cuántos de ustedes quisieran regresar a Guatemala después de concluir esos estudios?”.


Tuve que dominar mis emociones para evitar que explotara el nudo en mi garganta porque NADIE levantó su mano.


En ese momento, me negué a tragarme la finta de una desesperanza generalizada.


Recordé el hambre de conocimiento de una treintena de niños y niñas del Colegio Waldorf que el 24/04/2018 me lanzaron sin piedad más de 50 preguntas sobre el agua, sobre qué hacer, sobre cómo cambiar su realidad. Y especialmente la promesa de una niña, Andrea, quien al concluir mi ponencia se acercó para agradecerme y decir: “Le prometo, que yo voy a ser la próxima Doctora del Agua”.


De aquella conferencia URL surgió el intercambio de conocimiento sobre el agua y la dedicación de muchas horas con Adriana M., Adriana C., Juan Pablo, Natalia, Jesús -algunos de ellos salieron aquel día de esa aula a decirme que contara con ellos-. A ellos: ¡mil gracias por su apoyo y energía!


Un año después la Facultad de Ciencias Ambientales me invitó a la conferencia inaugural, sobre el agua. ¿Qué decirles sobre aquella ilusión y energía en el auditorio?


Bueno, en 2022, si Dios quiere, iniciaré mi tercer año como catedrático de la URL.


La historia se escribe también desde la esperanza.


Y a usted, que me lee, que trabaja por su familia, por su ideal en Guatemala, le pregunto:

¿Está el futuro hundido hoy?


Artículo original publicado el 26/10/2021 en La Hora: https://lahora.gt/el-futuro-hundido-hoy/




#DrWater #ElAguaAFondo #WaterCo


69 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La mañana del 5/11/2021 puede ser recordada por la detención del Director y la Subdirectora del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH), implicados en el