top of page

El Niño y la lluvia

Probablemente habrá usted escuchado decir a varias personas en este 2023 que el fenómeno de El Niño traerá menor cantidad de lluvias en Guatemala.


Recientemente, mucha gente en la Metrópoli de Guatemala, observó que las lluvias de la primera quincena de mayo 2023 no han sido tan constantes y que el mes ha presentado unas temperaturas muy elevadas para la fecha. Unos colegas en la región Sur Occidental me hicieron el mismo comentario recientemente.


Pero ¿ya estamos viviendo un año de muy escasa lluvia y excesivo calor? ¿nos ganó la batalla el cambio climático?


En estos temas, no hay que dejarse llevar por las impresiones personales o por la memoria del corto plazo. Sí es importante la percepción de todos, por supuesto, pero es necesario contar con los datos reales, analizarlos a la luz de los pronósticos y continuar observando el clima. Puesto que se trata de un ciclo con variables diversas que no son estables en el tiempo.


¿A qué se denomina el “fenómeno del Niño”?

“El Niño – Oscilación del Sur” es conocido por sus siglas ENOS o ENSO (esto último por sus siglas en inglés). El ENSO hace referencia al fenómeno climático que abarca tanto el evento de El Niño como el evento de La Niña. El ENSO describe los cambios en los patrones de temperatura superficial del mar y los vientos en el océano Pacífico tropical, y estos cambios pueden dar lugar a la aparición de un evento de El Niño o un evento de La Niña.


El evento de El Niño ocurre cuando las temperaturas superficiales del mar en el océano Pacífico tropical central y oriental son más cálidas de lo normal durante un período sostenido.


¿Qué tiene que ver El Niño con la presencia o ausencia de lluvias?

Durante un evento ENSO de El Niño el incremento de temperatura del océano, puede provocar sequías en algunas partes del mundo (como Australia e Indonesia), pero a la vez, inundaciones en otras (como en la costa oeste de América del Sur).


En términos generales el fenómeno de El Niño en Centroamérica, está relacionado con condiciones de sequía y escasez de agua.


El aumento de las temperaturas del mar en el Pacífico oriental y central, puede resultar en un debilitamiento de los vientos alisios, que soplan de este a oeste y ayudan a transportar humedad desde el océano hacia la tierra. Con los vientos alisios debilitados, la cantidad de humedad que llega a la región se reduce, lo que puede provocar sequías y disminución de las precipitaciones en la región.


¿Cuál es la perspectiva climática para 2023?

Es necesario conocer la probabilidad de ocurrencia de cada estado ENSO durante el año. De acuerdo con el IRI ENSO Forecast (de abril 2023), para el trimestre mayo-julio 2023, la probabilidad de ocurrencia del estado El Niño es de un 62%, mientras que solo hay un 38% de que se presenten condiciones neutras. Para el resto de agrupaciones trimestrales 2023 (junio-agosto, julio-septiembre, etc), las probabilidades de El Niño están por encima del 75%.


Con este conocimiento, los meteorólogos realizan modelos de lluvia para analizar la perspectiva. Para el trimestre mayo-julio el INSIVUMEH (2023) espera condiciones de lluvias normales y arriba de lo normal en Guatemala.

Mapa de perspectiva climática de lluvia para el trimestre mayo - julio 2023. Las categorías descritas son: AN como arriba de lo normal, N como normal y BN como bajo lo normal. Fuente:: LXXI Foro del Clima de América Central, INSIVUMEH, 2023.


Estos análisis se van actualizando y publicando con cierta frecuencia, hay que estar al pendiente de ellos. En el caso de Guatemala, el INSIVUMEH publica la perspectiva climática trimestral (acceda aquí: https://insivumeh.gob.gt/wp-content/uploads/2023/04/perspectivaClimatica_MJJ2023_insivumeh-3.pdf ).


Este artículo se publicó el 15/05/2023 en La Hora GT: https://lahora.gt/opinion/marco-morales/2023/05/15/el-nino-y-las-lluvias/



528 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page